President-elect Joe Biden pauses to smile as listens to media questions at The Queen theater, Tuesday, Nov. 10, 2020, in Wilmington, Del. (AP Photo/Carolyn Kaster)

Biden asume en momentos en que EU sufre por el covid y un desempleo disparado

No va a ser la entrada triunfal que Joe Biden pudo haber soñado. El presidente electo arribó a la capital de Estados Unidos el martes, listo para asumir el poder en momentos en que la nación sufre los estragos de la pandemia, un desempleo disparado y con grandes preocupaciones sobre más actos de violencia.

Biden, un fanático del sistema ferroviario Amtrak, planeaba inicialmente tomar un tren a Washington antes del día de la investidura, pero abandonó la idea a raíz del asalto al Capitolio del 6 de enero por una turba de partidarios del presidente Donald Trump.

Biden voló a una base militar en las afueras de la capital y de ahí se transportó en auto a Washington, donde unos 25,000 miembros de la Guardia Nacional custodian el Capitolio, la Casa Blanca y el complejo de monumentos National Mall, con un laberinto de barricadas y cercas.

Poco antes de su llegada, Estados Unidos superó los 400.000 decesos por COVID-19, de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

“Son tiempos oscuros”, les dijo Biden a decenas de partidarios en una emotiva despedida en Delaware antes de partir hacia la capital. “Pero siempre existe la luz”.

Biden, que hizo campaña como un político calmado que podría lograr avances, planea emitir una serie de órdenes ejecutivas el primer día, las cuales abordarán cuestiones como el Acuerdo Climático de París, cancelar la restricción de viajes de varios países islámicos y extender los límites a desahucios implementados durante la pandemia.

No asistirá.- Trump no asistirá a la investidura de Biden, el primer presidente saliente en ausentarse de la ceremonia en más de siglo y medio.

Desde el arranque, Biden y su equipo quieren actuar rápidamente para acelerar la distribución de las vacunas a la población y aprobar su paquete de ayuda por el COVID-19 de 1.9 billones de dólares, que incluye pagos rápidos a muchas personas y el aumento del salario mínimo federal a 15 dólares por hora.

Biden planea además anunciar una iniciativa de ley de inmigración el primer día de su administración, con la que buscará proveer una vía para la naturalización de aproximadamente 11 millones de personas que viven en EU sin estatus legal.

Eso sería un cambio radical respecto a las severas políticas migratorias del gobierno de Trump.

Trump: dejo la Casa Blanca sin nuevas guerras

El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, destacó ayer, martes, que deja la Casa Blanca siendo “el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras”, en un mensaje de despedida antes de ser reemplazado por el demócrata Joe Biden, que tomará posesión el miércoles.

“Estoy especialmente orgulloso de ser el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras”, subrayó en un discurso grabado en video.

Trump romperá la tradición y no acudirá a la ceremonia de investidura de su sucesor, y abandonará mañana Washington con destino a su mansión privada en Palm Beach (Florida) horas antes de que Biden llegue a la Casa Blanca.

En su discurso, en el que no mencionó a Biden por el nombre, se limitó a señalar que “rezará” por la nueva Administración y sacó pecho por los logros de sus cuatro años de mandato.

“Revitalizamos nuestras alianzas -recalcó- e impulsamos a las naciones del mundo a plantar cara a China como nunca antes” y como resultado “de la valiente diplomacia y un realismo basado en principios” se alcanzaron “históricos acuerdos de paz en el Oriente Medio”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here