Voleibol, taekwondo y boxeo listos para entrar en la “burbuja”.

0

Algunos deportes se preparan para su reapertura en estos tiempos de la pandemia del Covid-19, especialmente aquellos con compromisos internacionales y otros profesionales y no profesionales del país.

Técnicos responsables de selecciones nacionales tienen sus reservas, a pesar de que tienen programas a seguir para asegurarse de la salud de los deportistas y todo el personal que estará alrededor de estos –médicos, fisioterapeutas, utileros y otros-.

Deportes como el voleibol, taekwondo y boxeo entrarán en una denominada “burbuja”, otros como el atletismo, béisbol, baloncesto, fútbol, gimnasia, judo, levantamiento de pesas, también se proponen a reactivar sus actividades, pero cumpliendo un riguroso protocolo para evitar contagios.

Marcos Kwiek, Miguel Camacho y Armando Hernández ven como positiva la iniciativa de reabrir paulatinamente las actividades, pero tienen reservas de la efectividad de los protocolos.

La consideración de Kwiek
“Nosotros estaremos trabajando a puertas cerradas, no permitiremos público para asegurarnos de que se mantenga el protocolo sanitario porque la pandemia no se ha ido y debemos cuidarnos todos”, comentó Marcos Kwiek, técnico del equipo nacional de voleibol femenino “Reinas del Caribe”.

“Estaremos trabajando con grupos de siete u ocho jugadoras por turnos cinco días a la semana”, añade Kwiek, quien también junto a un grupo de técnicos del Proyecto de Desarrollo del Voleibol Femenino, dan seguimiento a talentos de categorías inferiores.

Dijo más: “Estamos trabajando con lo que es permitido, con las medidas de precaución necesarias”.

El equipo nacional de mayores de voleibol femenino (Reinas del Caribe) y las categorías menores, han sufridos los rigores del coronavirus como todo el deporte en el mundo.

Empero, los técnicos elaboraron programas para que las jugadoras lo implementaran en sus hogares o estancias.

“Hemos hecho pruebas de evaluación para ver cómo vamos avanzando en medio de esta situación”, insiste Kwiek, entrenador brasileño que lidera el equipo técnico de las “Reinas del Caribe”.

Se lamenta de poco más cuatro meses sin trabajar con el grupo por el Covid-19. Ese tiempo se ha aprovechado para hacer trabajo a distancia, de manera remota por el distanciamiento. “Pero estamos regresando a la cancha”. “Es un perjuicio gigante y esto es mundial, no solo nos ha afectado a nosotros”, sigue diciendo uno de los constructores de los éxitos alcanzados en los últimos años por las “Reinas del Caribe”.

El voleibol trabaja tanto en canchas como en gimnasio, pero en grupos de no más de ocho atletas y los técnicos también están divididos en dos grupos.

Miguel Camacho tiene sus reservas
Miguel Camacho, principal entrenador del equipo nacional de taekwondo ve retrasos. “La idea es tratar de llegar a la mejor preparación en el menor tiempo posible”, dice Camacho, quien condujo a Luisito Pie a ganar medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“Con la burbuja la idea es llegar a la mejor preparación posible en el menor tiempo posible”, expresa Camacho quien tiene bajo su tutela la preparación de tres atletas clasificados para los Juegos Olímpicos y otros tres “alternos”.

Habló de que “muy pronto” se estarán incorporando al trabajo de “campo abierto”, observando el protocolo sanitario. Tan reciente como la semana pasada, los atletas y personal que acompañará a estos en los entrenamientos se hicieron las pruebas PCR, como medida precautoria para entrar en la “burbuja”.

Camacho insiste que habrá que comenzar de nuevo porque cuando surgió la pandemia del coronavirus, todo se detuvo, aunque los atletas quedaron confinados en sus hogares haciendo algunas rutinas que el cuerpo técnico les proporcionaba.

“Hay que hacer todo nuevo. Estamos haciendo una programación nueva, todavía estamos en la pandemia”, advierte Camacho, que tiene a Katherine Rodríguez, Moisés Hernández y Bernardo Pie con plazas aseguradas para los Juegos Olímpicos de Tokío.

Considera que la “burbuja” se va a abrir, aunque con limitaciones. “Lo ideal fuera que nadie saliera (del Albergue Olímpico), pero habrá que ir a los lugares de entrenamientos”, sostuvo el técnico de taekwondo que tendrá como atletas alternos a Luisito Pie, ganador de medalla de bronce en las olimpíadas de Río 2016, así como a Madeline Rodríguez y Luis Pérez.

Previene que hay que ser cuidadoso, porque al Albergue Olímpico “va a entrar y salir mucha gente”.

Armando Hernández, preocupado
La gran preocupación de Armando Hernández, principal entrenador del equipo nacional de boxeo es la proximidad del clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Vamos a comenzar un poco retrasados, porque atletas de otros países del área llevan un mes o más que están trabajando”.

Sin embargo, Hernández cree que se puede recuperar el tiempo perdido con un trabajo intenso.

“Los estamos motivando, trabajando la parte sicológica”, sigue diciendo Hernández, quien asegura que el equipo nacional “estará completo” a pesar de que Leonel de los Santos y Rohan Polanco pasaron al profesionalismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here