La pastora Belkis Castillo fue multada y liberada por violación al distanciamiento social

Higuey.

En el Centro Cristiano Internacional Emaus, en Higüey, provincia La Altagracia, la Policía Nacional y el Ministerio Público suspendieron el culto religioso que se realizaba, sacaron a los feligreses y se llevaron detenida a la pastora del templo.

La mujer fue liberada luego de imponerle una multa de RD$5,000 por violación al distanciamiento social impuesto por el Gobierno para detener la expansión del COVID-19

Al momento de la Policía llegar al lugar, había unas 30 personas dentro. Fueron enviadas a sus hogares, mientras a la pastora Belkis Castillo fue multada y liberada luego de la intervención de otros pastores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.